Pelvis, placer, movimiento y sexualidad

cadera-1Viajando por el cuerpo y tras habernos detenido en nuestra zona corporal más terrenal (pies, piernas y base de columna), a través de la que nos aseguramos la presencia y la supervivencia en el mundo, vamos a ascender hasta llegar a nuestro espacio lumbo-sacro (lo que también conocemos como el segundo chackra). Esta parte de nuestro cuerpo concentra la zona sacra, los genitales, las caderas y la zona lumbar. Su elemento es el agua.

El centro lumbo-sacro (toda la zona de la pelvis) nos habla sobre nuestra vida instintiva y sobre la sexualidad. Es el centro distribuidor de toda nuestra energía vital y nos remite hacia el flujo de la vida. Nos conecta con la capacidad de tener placer y bienestar, con la alegría, con las relaciones de dominio y con la carga de la vida. Párate un minuto y obsérvate. ¿Cómo es todo eso para ti en estos momentos?

La zona lumbar autoriza el movimiento del cuerpo, es decir, distribuye la energía y el movimiento entre nuestra parte inferior y superior. Nos lleva de lo único a la dualidad de las cosas, nos aporta los conceptos de la polaridad, del ying y del yang, lo masculino y lo femenino, lo que está arriba y lo que está abajo, la luz y la oscuridad. Por eso, en la zona lumbo-sacra es dónde decidimos si nos permitimos o no lo que queremos. Es el centro encargado del cambio, del movimiento, del deseo, las emociones, el placer, la sexualidad, la sensualidad, la intimidad, la vida social, el amor de pareja y el derecho a sentir la sexualidad. También es la zona donde aprendemos a desarrollar nuestras emociones y a poner límites.

sacred-spiralComo zona del instinto por antonomasia, nos lleva a expandirnos, a desear experimentar lo nuevo, a fundirnos con el otro/a, a progresar y a elevar la conciencia, o no…

Si este centro está bloqueado hay temor al cambio, dificultad para sentir y expresar las emociones, autocontrol excesivo, negación a sentir sexualmente y vergüenza por sentir. En el caso que este centro tenga un exceso de energía, la persona muestra una emotividad y sensibilidad desmedidas, facilidad para pasar de un extremo a otro, está gobernada por sus sentimientos sin dejarlos fluir, adicción sexual, necesidad de interacción social y de placer, pero no se permite el paso de la energía a la zona superior del cuerpo.

El trabajo de Coaching Corporal en esta zona, se orienta a desbloquear y liberar las emociones primarias, a aprender a conectar con el placer y con el movimiento auténtico del cuerpo. Si nos otorgamos el derecho a sentir, vamos internándonos en el flujo saludable de la energía emocional con el fin de vivir con plenitud el placer y la alegría por medio del movimiento y la sexualidad. También nos vamos a permitir experimentar el cambio, del signo que sea.

Anuncios
| 4 comentarios

Navegador de artículos

4 pensamientos en “Pelvis, placer, movimiento y sexualidad

  1. Gracias Cristina! A bailar! Shake your bootie!

  2. Muy interesante! Curioso que desde hace un tiempo me duele el sacro, cada vez más fuerte y amenudo. Y leyendo esto me doy cuenta que también están cambiando muchas cosas en mi, en como siento las emociones, en la flexibilidad y prioridad que me doy, en no ser tan reactiva,… Interesante, muy interesante! Gracias!

    • Me gusta mucho saber que tu conciencia corporal va en aumento y que este post te haya sido útil. ¡Muchas gracias por comentarlo Miriam!
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: